En algún momento ya había recomendado la última canción de Morrissey, y lo hago de nuevo, sobre todo por que no siempre es facil alguien que, además de tener una actitud terriblemente ególatra (es de las pocas “estrellas” que se toma la libertad de hacer que los asistentes a sus conciertos, con los cuales ni platica ni nada, coreen su propio nombre “Morrissey… Morrissey…”), usa gongs en sus conciertos, decora los esenarios con su nombre en letras gigantescas y llenas de luces, toma posturas extremadamente radicales respecto de la vida, odia a los ingleses aún siendo uno de ellos, habla del amor como si fuera siempre una porquería pero es de lo más casanova y escribe letras tan petulantes como “Nobody knows what human life is…”, “The more you ignore me, the closer I get…” o, ahora “That´s how people grow up”.

Bien vale la pena, pues, re-escucharlo, dejarse envolver por su voz y poner un poco más de atención a sus letras que, aún siendo una especie de tratado sobre la vida, con un estilo muy peculiar, siempre tienen algo completamente cierto sobre lo cual pensar.

I was wasting my time. Trying to fall in love. Disappointment came to me and.
Booted me and bruised and hurt me. But that’s how people grow up. That’s how people grow up. I was wasting my time. Looking for love. Someone must look at me and. See their sunlit dream.
I was wasting my time. Praying for love. For a love that never comes.
From someone who does not exist. And that’s how people grow up. That’s how people grow up.
Let me live. Before I die. No not me, Not I. I was wasting my life.

Always thinking about myself. Someone on their deathbed said. There are other sorrows too.
I was driving my car. I crashed and broke my spine. So yes there are things worse in life than. Never being someone’s sweetie. That’s how people grow up (x4). As for me I’m okay.
For now anyway

Advertisements