Los avances de la ciencia no siempre aplican a la medicina, los viajes al espacio y las computadoras, aunque sí la mayoría de las veces, jeje. Hace unas semanas un par de científicos europeos aplicaron una nueva técnica de rayos X a una pintura de Van Gogh, Patch of Grass; los rayos X provocan que cada capa de pintura en el lienzo emita radiaciones que permiten analizar de manera aislada cada una de esas capas.
De todos es conocido que Van Gogh y sus múltiples neurosis, enfermedades y la pobreza lo llevaron a pintar unas obras sobre otras, ese es el caso de este retrato de una mujer campesina de finales del s. XIX.

Advertisements