La neovedad post-Bush más reciente en EEUU es que Condoleezza Rice, junto con otros muchos integrantes del gobierno de W. Bush, no sólo aceptaron, sino que promovieron, el uso de tortura en los prisioneros de Al-Qaeda y muchos otros. Uno de los medios de tortura usados fue el que en inglés se conoce como Waterboarding, que consiste en meter un trapo en la boca del prisionero y poner sobre su cara una película plástica y después, ya que fue atado y/o colgado de los pies, se deja caer constantemente agua sobre su cara durante periodos largos de tiempo… el resultado es obvio!

El gobierno de aquel país dice que ésta no es una práctica de tortura puesto que, entre otras cosas, no produce un intenso dolor ni un daño psicológico o físico permanente en el prisionero, lo cual, según la ONU es la definición de “tortura”

En realidad no es ninguna novedad que los grinos hagan una cosa semejante, después de todo hay que recordar que la política del país (y no sólo la del gobierno del anterior presidente) siempre ha sido la de ignorar las regulaciones internacionales a conveniencia. Recordemos el tratado de Kioto, por ejemplo. Es algo muy humano (aunque no por ello sea correcto) el hecho de carecer de memoria histórica. Tal pareciera que recordar los eventos del pasado para no repetir los errores en el presente y así planear un futuro mejor, es una práctica que no se nos da, el mejor ejemplo disponibel es la Sra. Rice.

Hace al rededor de sesenta años o menos, la población de color era menosprecida y abusada en todos los aspectos posibles en Estados Unidos, y más aún las mujeres y hoy, es una mujer de color quien estuvo a cargo de todo lo relacionado con el mismo tipo de delitos en todo el mundo. Fue ella quien promovió la guerra contra el así llamado terrorismo, los abusos contra naciones enteras por sus creencias religiosas (y los intereses económicos ocultos que la motivaban), promover una paz que nunca fue tal y que claramente ha traido al mundo entero problemas de toda índole.

El fundamento de todo lo anterior, la base de esa “paz” no es otro que la intolerancia hacia las diferencias, sólo hay que recordar la Prop8, por la cual se terminaron las garantías sociales de millones de homosexuales en EEUU y que fue promovida y aceptada a finales de la administración de Bush y su clan… pero ese es otro tema.
Segúramente no va a pasar mucho, Rice y todos los demás no serán enjuiciados ni castigados obviamente, pero ojalá esto sirviera para refrescar la memoria y estas cosas dejen de pasar algún lejano día.
La canción en este video explica muy bien la noticia anterior, enjoy!
Advertisements