Una mini-encuesta realizada por una blogger de guardian.co.uk preguntaba cuál es el personje de ficción más famoso del mundo. Las respuestas pueden ser infinatamente diversas. Depende mucho de la época en que se vive, el país y la cultura en que uno crece… pero es indudable cómo algunos de ese hombres (casi siempre) y mujeres ficticios han pasado a la historia sin que nada ni nadie se los impida.
Algunas de las respuestas a dicho cuestionamiento fueron Hamlet (quien a todas luces le gana en popularidad, y en muchas otras cosas, a Othello y Macbeth), Harry Potter, indudablemente el más famoso de nuestros días; James Bond, quien está tan arraigado a nuestro mundo que inclusive olvidamos que es irreal, como si no fuera de hecho ficticio… Otro, quien de hecho ocupa la idea central en este post es, Sherlock Holmes; en un momento les diré por qué.

A esa listita habría muchísimos que agregar, por supuesto. Yo pondría, junto con el príncipe de Dinamarca, a Romeo y Julieta, los involucrados en la historia de amor más famosa de todos los tiempos (muy cursi, eso es cierto!); Superman, quien es el icono del final del siglo XX, los anhelos del American way of life y muchas cosas más. Drácula, Peter Pan, Adán… no sé, de verdad la lista no terminaría en mucho rato…
Parte de lo que me llama la atención en todo esto es que, todos los anteriores, además de formar parte de la historia de la literatura y dar cimiento a nuestra cultura e inclusive nuestro vocabulario y nuestras acciones, están ahora íntimamente ligados con el cine; de hecho, en ocaiones es el llamado séptimo arte, quien los da a conocer con alcances inagotables. Pero es por eso mismo que, ahora que vi el trailer de la nueva versión de cine de Sherlock Holmes, me saca mucho de onda cómo el marketing pudo más que el apego y el respeto que un personaje de esa clase se merece. Robert Downey Jr. como Holmes?!?!?!?!?!?!?!?! Nunca! El detective inglés era un hombre demacrado, delgadísimo, alto, ácido en sus comentarios, observador, carente de humor simplista y Downey, aunque es un gran actor, carece de todos esos atributos. Y ya ni mencionar el perfil característico de Sherlock, que está a millones de años de distancia de aquel del actor que además de todo es más gringo que los pretzels!

A Jude Law, quien encarnará al Dr. Watson tampoco le queda el papel, pero no lo criticaré por razones obvias, jajaja!

Por favor, comenten, díganme quiénes son, en su opinión los personajes ficticios más importantes de la historia, a ver a qué conclusiones podemos llegar. Enjoy!

Advertisements