Gary Go es este chavo inglés que empezó hace poco abriéndole conciertos a los reciéntemente reunidos Take That y The Feeling, y resultó ser muy bueno. No es el hilo negro de la música, es simplemente música pop bien hecha, algunas moviditas, otras más bien romanticonas, como debe ser un album de pop que se precie de serlo.

Al parecer hemos superado, al menos temporalmente, el furor de las Boybands y cosas por el estilo, para volver al básico cantante en solitario que compone rolitas melancólicas, románticas y simples con un mensaje muy claro, pero sustancioso.

Gary Go deja una buena imagen cuando se le escucha, es como un niño fresa que quiere hablar del amor sin dejar de ser fresa. Enjoy!

Advertisements