¿Por qué la gente no tira la basura dentro del bote? ¿Por qué nadie usa las escaleras convencionales, aunque las eléctricas estén siempre llenas?
Esas preguntas se las hace todo el mundo (…o no?), son cosas simples que harían nuestra vida más simple, más sana, más amable. Ante ello nació la idea de The Fun Theory, qué tal que en lugar de cambiar el mundo radicalemente, sólo se le hiciera más divertido y, en consecuencia, la gente se sintiera interesada por las cosas más simples.

Volkswagen no sólo hace carros, también alienta ese tipo de ideas, y las premia con 2500. La premisa es que haciendo que las cosas sean divertidas, se puede cambiar para bien, la actitud de los demás. Así pues, pusieron un piano en las escaleras del metro, y los usuarios subían y bajaban creando música; los contenedores de botellas se volvieron máquinas como las de Las Vegas, y los botes de basura fueron alterados para emitir sonidos cuando uno deja caer las botellas dentro. Suena divertido ¿no?

Lo que hace falta no es cambiar radicalemente al mundo, sólo hacerlo más divertido tal y como está. Si alguien tiene una idea divertida que aliente a los demás a hacer las cosas bien, inscríbanse, se aceptan ideas de todo el mundo, y con suerte y ganan una lana. Para dar rienda suelta a la imaginación, los videos de abajo contienen algunas de las ideas de The Fun Theory Enjoy!

Advertisements