Los desastres siempre son un catalizador de la situación política y social de un país y lo sucedido en Haití hace unas semanas no ha sido la excepción. Todo el mundo sabía que ese era el país más pobre de América, pero como siempre sucede, “nadie lo notaba”. Ahora resulta que hasta un teletón se organizó. Con la intención de recaudar fondos para ayudar a un país que ha visto lo único que le faltaba, Madonna, Coldplay, Jay-z, Bono (que no pierde oportunidad humanitaria para hacerse más famoso), Beyonce, Sting… bueno, hasta Julia Roberts contestando las llamadas del público para hacer donaciones, conducido por George Clooney, Daniel Craig y Mel Gibson. Todo un evento!

La cuestión detrás de todo lo anterior es si de verdad hace falta un desastre para que los países pobres hagan como que les interesa lo que sucede en el mundo fuera de sus fronteras. Más aún, qué va a pasar después, en el supuesto de que todo ese dinero (después de pagar mucha lana involucrada en un evento lleno de artistas Top List que “no cobraron”), junto con lo que cientos de países están enviando constantemente llegue a su destino, ¿acaso la situación en Haití será mejor? Las autoridades han hecho gala de ausencia, no saben qué hacer, no les interesa lo que pasa, por indolentes y porque esto ha atraído los ojos del mundo que no sólo observan sino que critican las terribles condiciones en que los haitianos viven y han vivido siempre.
Advertisements