Aquello de que la moda tiene que ver con todo lo demás en las sociedades, ahora sí es 100% verdad. El Imperial College London y Fabrican, una empresa dedicada a los textiles, desarrollaron ropa que puedes rociar sobre tu cuerpo y, como invento de Los Supersónicos, se seca y se va formando la tela que será cualquier prenda.

El aerosol está hecho de fibras que, combinadas con polímeros (y sabrá Dios cuanta cosa química más) se pueden rociar sobre el cuerpo; cuando el solvente se evapora, las fibras se quedan unidas y voilá! Y además, se puede quitar (desprender, literalmente) de la piel, lavarla y usarse de nuevo.

Es una idea my innovadora (tal vez un poco ociosa también) y muy rara, pero sumamente interesante… después de todo, la ciencia ficción, cada vez más, está dejando de lado la parte ficticia. Lo único malo es que hasta la más mínima de las “llantitas” se va a notar, casi como si anduvieras desnudo. Probablemente el mundo de la moda no cambie nunca, pero seguro que es algo en determinado momento se puede aplicar a usos médicos, por ejemplo.
Obvio, nunca se podrá rociar un traje, camisa o corbata… tampoco un abrigo ni un sobrero, aunque uno nunca sabe. Enjoy!

Advertisements