“El que me paga mi salario no parece tener interés en su dinero, me da mucha lana, cientos de miles al mes, y aunque yo no hago mi trabajo, no me dice nada, de todos modos, si un día me reclama, le “echo” a mis amigos, que a su vez son sus enemigos, para que le pongan un “sustito” y listo! Tener un patrón estúpido es lo mejor que me pudo suceder…!” Si esto lo leyéramos en un cuento, pensaríamos que el personaje es un descarado y sucio maleante que en la historia acabará mal, el problema es que es una historia real, eso es lo que piensan los políticos de ti, de mi y de cualuiera que lea esto.
Esta es la noticia más estúpida que leí el fin de semana y, para variar, sucede en México:

“Los integrantes del Consejo Nacional de Legisladores en Materia de Turismo (Conletur), acordaron presentar en los Congresos del país una iniciativa de Ley que contempla la creación del Seguro para Turistas, mismo que buscaría garantizar que, ante una situación de riesgo, éstos se encuentren respaldados con el pago de gastos médicos o incluso una indemnización en caso de perder la vida.”
Ahora resulta que la mejor idea según estos legisladores morelianos es pagar un seguro que no tenemos dinero para cubrir, en lugar de perseguir y encerrar a los delincuentes, y evitar que los crímenes ocurran, como se supone que deben hacer con el dinero que les pagamos. Shame on them!
Advertisements