No se ve la puerta de Brandemburgo, tampoco hay énfasis en el Pérgamo ni en el Reichstag… aún así, claramente es Berlín. Siempre en construcción, siempre viva, dinámica y clásia. La capital alemana no es cualquier ciudad, es una locomotora que marcha al ritmo de la música de Franz Liszt y que no deja de moverse, de cambiar y de avanzar.

Lo que atrapa en este video de un tal Pilpop es que tardarás más de un par de minutos en decidir si lo que ves son muñecos como de plastilina, animación o gente real… es un gran video que, lejos de promoionar la ciudad, la muestra tal cual, y por eso es aún más interesante, sin contar con que la música le queda que ni mandada hacer (aunque no sé si Liszt estaría de acuerdo). Denle play, súban el volumen y relájense por cinco minutos… Si ya han estado ahí, querrán volver lo más pronto posible, y si no, ese sí es un buen motivo para hacer un viaje, aunque sea a costa de la TDC. Enjoy!

Little Big Berlin from pilpop on Vimeo.

Advertisements