Hace ya unas semanas que tengo Here Lies Love y hasta ahora escribo sobre él porque creo que me costó un poco de trabajo digerirlo. No es que sea una obra difícil, sino simplemente que me cuestionaba su pertinencia en términos históricos y hasta éticos.

Here Lies Love es un ciclo de canciones escritos por David Byrne y musicalizados por Fatboy Slim a propósito de Imelda Marcos, y es ahí en donde radicaba mi conflicto. Marcos no fue una mujer cualquiera. Esposa del presidente y dictador Ferdinand Marcos, se encargaron juntos de destruir el tejido social (en términos morales y culturales al menos) de todo Filipinas. La idea detrás de cada acto realizado por ella era hacer prevalecer la belleza y el amor que sentía por su gente y su mundo, pero de esos amores que de tanto abrazarte te ahorcan hasta morir asfixiado. Al final de cuentas, el poder literalmente la enloqueció. Por otro lado, ella es una figura icónica del siglo XX, sobre todo de los años 70 y 80 que no sólo ha sido poco tomada en cuenta en los libros de historia occidental, sino que esconde muchos misterios sobre aquello que hace a los poderosos ser como son, cambiar con tanta facilidad y sobre todo, olvidar tanto su pasado como el de sus pueblos, sin mencionar las cosecuencias de sus acciones.

Es ética y artísticamente correcto hacer una pieza acerca de una figura tan controversial como fue Imelda (de quien a lo mucho se sabe sobre sus zapatos)? No tengo la respuesta, y aunque hasta hoy no dejo de preguntármelo, cada vez que escucho HLL quedo más atrapado por su complejidad y su belleza. David Byrne es indudablemente un genio, además de ser un maestro en aquello de poner a la gente a pensar a partir de cada una de sus creaciones, ya sean musicales o visuales, y sus recientes colaboraciones con Norman Cook (Slim) dejan ver que el ex-Talking Head está más que vigente y fructífero.

Cada una de las canciones de HLL es cantada por una mujer diferente, Tori Amos, Natalie Merchant, Santigold y Florence Welch son sólo algunas. Cada una de ellas le da vida a una parte de la historia personal de Imelda Marcos. Hay drama, hay fiesta, hay dolor y desolación… tal y como sucede en un país sometido por una dictadura que primero él mismo eligió.

Aquí está un estracto de cada track del álbum, enjoy!

Advertisements