They tried to make her go to rehab and she said no, no, no! No más Amy Winehouse, lo cual, la verdad es una desgracia. Pocas, muy pocas personas nacen con un don tan extraordinario como la voz que ella tenía. Segúramente esa será la razón por la que Amy pase a la historia; ciertamente no formará parte de los libros de historia universal, ni siquiera de los de historia del arte, pero estoy seguro de que en las filas de los más talentosos y sensibles ntérpretes del mundo, ella tiene un lugar asegurado.

Ahora Amy Winehouse forma parte de ese extrañamente célebre grupo Forever27, una idea un poco rara, pero que celebra la grandeza de varios músicos que tienen en común, además de su arte, el haber muerto a los 27 años exactamente. Janis Joplin, Kurt Cobain, Jimmy Hendrix y ahora Winehouse, sólo por mencionar algunos, tienen ese extraño honor que los hace parte del mundo de los mitos de la música. En realidad no sé qué tan adecuado sea ensalsar el hecho de que la muerte haya llegado a tan temprana edad para estos músicos, considerando que no fue algo accidental, en todos los casos, las drogas, el exceso y la falta de estabilidad amalgamaron los elementos básicos para que ello sucediera.

Por un lado Cobain, Hendrix o cualquiera de ellos es de manera innegable, algo importante y con un legado invaluable para el mundo de la música, pero por otro, siempre queda la pregunta de que de no haber sicedido las cosas del modo en que fueron, ¿no habrían hecho muchísimo más por la música y sobre todo, por nosotros, los que no podemos imaginar un mundo sin ella? Nunca habrá respuesta para esa pregunta, sólo referencias a los músicos que aún hoy están aquí y que, indudablemente, están influenciados por las creaciones de aquellos que murieron, como muchos otros en muchas otras ramas del arte, antes de tiempo, demasiado pronto o, nunca lo sabremos, justo en el momento indicado para convertirse en leyendas. RIP Amy Winehouse. Enjoy!

Advertisements