¿Cuál es la relación, o el parecido que podrían tener un iceberg y un grano de sal? La respuesta está en la idea de que todo en el universo forma parte de una generalidad que los hombres compartimos y modificamos a cada paso, pero que en el fondo, con un pequeño cambio en la mirada, podemos descubrir cosas fascinantes. Esto que parece un sinsentido está presente en las fotografías de Caren Alpert. Ella es una fotógrafa que decidió hacerle un close-up a la comida… ver de cerca las coliflores, las pastillas Salvavidas, las piñas, etc. Por medio de la lente de un microscopio, ella ha logrado interactuar de una manera distinta con algo tan común y corriente como una Oreo…

En el mundo contemporaneo estamos obsesionados, para bien o para mal, con la comida (entre muchas otras cosas), y este experimento que raya en lo artístico es una deconstrucción de la idea de que “somos lo que comemos”, pedazos de cosas que se ven como las lo que nos presenta el National Geographic o el Discovery. La razón, estoy seguro, es que de hecho somos parte de ese mismo mundo, aunque a veces nos creamos mejores que lo demás, no podemos ecapara de él. Enjoy!

Advertisements