Tags

, , ,

Con sonidos hechos a base de muchas capas, Odesza se encarga de crear música electronica elaborada y compleja que bien puede ser el mejor soundtrack de un verano cualquiera.

Harrison Mills (aka CatacombKid) y Clayton Knight (aka BeachesBeaches) son dos músicos de Seattle que tienen una historia como la de muchas bandas indie de los últimos años. Se conocieron en la universidad, hicieron química perfectamente y comenzaron a crear música juntos. Poco a poco esta historia se fue convirtiendo en rumor y despeñes en un suceso que pinta para el éxito. Ese éxito se debe en gran medida a que la muñeca electrónica, sobre todo la que, a diferencia del trance o el house o el EDM, no aspira a revolucionar a la gente de cero a cien en treinta segundos y ponerlos a brincar; eso se logra muy fácilmente (léase Calvin Harris). En Odesza hay una combinación de chill, deep house y bass que poco a poco se va intercalando en melodías suaves pero que no escatiman en beats.

Escucharlos genera a sensación de estar en contacto con algo que viene del futuro, de un lugar agradable del que de hecho ya tenemos memoria.

Advertisements